NUTRICIÓN HUMANA Y DIETÉTICA--MÓNICA PÉREZ GARCÍA

7 de septiembre de 2017

CURRICULUM

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Complutense (EXT00002).
Diplomada en Enfermería por la Universidad de Extremadura (col.6736).
Presidenta de la Asociación Pro-colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Extremadura (AEXDN).
Miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética.

 

TRATAMIENTOS


-Valoración del estado nutricional: mediante un protocolo de estudio del paciente y recogida de datos clínicos, antropométricos, nutricionales, evaluación de la actividad física e indicadores bioquímicos, que permitirán la elaboración de un plan dietético-nutricional adaptado al tratamiento que precise cada paciente.

–Estudio Antropométrico: conocer la composición corporal es el paso previo a cualquier tratamiento. Cada persona es diferente.

–Dietas personalizadas

–Educación nutricional

–Dietas de mantenimiento en pacientes con peso adecuado.

-Pautas nutricionales en situaciones fisiológicas: embarazo, lactancia, menopausia.
    •    Embarazo: situación de grandes cambios fisiológicos y de los requerimientos nutricionales. La salud y alimentación maternas influirán en el desarrollo del bebé. Asesoramiento nutricional a mujeres en edad fértil que deseen preparar el organismo de manera adecuada para esta etapa.
    •    Lactancia: etapa importante con unos requerimientos concretos para la madre que repercutirán en la correcta alimentación del bebé. La nutrición debe asegurar la adecuada calidad de la leche y cubrir las necesidades maternas.
    •    Menopausia: periodo caracterizado por cambios hormonales y de la composición corporal de la mujer. Corresponde a esta etapa vigilar la salud cardiovascular, endocrina y ginecológica, así como el mantenimiento de un peso adecuado.

–Sobrepeso y Obesidad: dietas de disminución de peso y adquisición de hábitos alimentarios adecuados. No es necesario hacer restricciones exageradas ni eliminar grupos de alimentos. Aprender a comer de forma equilibrada nos ayudará no sólo a perder peso, sino también a ganar salud.

-Nutrición clínica. Dietoterapia aplicada a las diferentes patologías: recomendaciones y plan dietético en:
    •    Patología digestiva: acidez/reflujo/úlcera gástrica, dispepsia,  diarrea/estreñimiento, meteorismo, trastornos de la deglución, enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome de intestino irritable, diverticulosis, enfermedades hepatobiliares y pancreáticas
    •    Alergias e intolerancias alimentarias
    •    Malnutrición: síndromes carenciales-anemias, alteraciones hidroelectrolíticas, desnutrición…
    •    Patología respiratoria.
    •    Patología endocrino-metabólica: diabetes, hiper/hipotiroidismo, osteoporosis, osteopenia…
    •    Patología cardiovascular: hipertensión arterial, dislipemias, cardiopatías, arteriosclerosis…
    •    Patología neurológica: Alzhéimer, demencias, parkinson, …
    •    Patología psiquiátrica.
    •    Patología oncológica
    •    Patología nefro-urológica: insuficiencia/litiasis renal, síndrome nefrótico…
    •    Patología ocular: degeneración macular asociada a la edad (DMAE)…
    •    Patología inmunológica
    •    Patología músculo-esquelética
    •    Enfermedades raras
    •    Trastornos del comportamiento alimentario: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, trastornos por atracón, pica, síndrome de alimentación nocturna, ortorexia, vigorexia, ebriorexia.
    •    Toxicomanías

–Nutrición deportiva: una alimentación adecuada mejorará la técnica y el rendimiento del deportista, así como ayudará a alcanzar sus objetivos. Cada tipo de ejercicio requerirá unas necesidades nutricionales específicas, siendo muy importante una correcta alimentación en el entrenamiento, pre-competición, competición y recuperación.

-Alimentación en la infancia, adolescencia y paciente geriátrico
    •    Infancia: periodo de crecimiento y aprendizaje de correctos hábitos alimentarios. La dieta debe ser variada y equilibrada pero también agradable para los más pequeños. Enseñar a comer a tu hijo es regalarles salud.
    •    Adolescencia: etapa en la que los requerimientos y problemas nutricionales se ven afectados por los cambios fisiológicos, psicosociales y cognitivos. Período intensamente anabólico y con grandes cambios en la composición corporal. Los hábitos alimentarios se consolidan.
    •    Mayor: frecuente malnutrición por los cambios fisio-patológicos en esta etapa. Una buena alimentación es el principal factor de expectativa de vida.

La forma de trabajo se basa en las recomendaciones de las sociedades científicas y bajo el seguimiento de personal cualificado, el dietista-nutricionista. Son muchos los mitos existentes en torno a la Nutrición, olvidándonos a veces que es, ante todo, una ciencia que requiere de años de estudio y dedicación.
Los tratamientos son siempre personalizados y desde un enfoque holístico, teniendo en cuenta el estado fisio-patológico, antropométrico y nutricional, además de otras determinaciones dependientes de la persona.
El objetivo no es sólo el tratamiento de un problema o patología, sino también su prevención y promoción de la salud, enseñando al paciente las recomendaciones y hábitos para que los incorpore a su estilo de vida.